Bienvenidos | Sitio Oficial del Ente Tucumán Turismo Argentina
  • home
  • mail
  • face
  • twt
    • lupa
    • 21 ºC MIN / 34 ºC MAX

      Martes 26 de Septiembre

    • 15 ºC MIN / 24 ºC MAX

      Miércoles 27 de Septiembre

    • 14 ºC MIN / 19 ºC MAX

      Jueves 28 de Septiembre

    Otros lugares de interés

    Villa de Leales

     

    Situada en el departamento de Leales, a 45 kilómetros de la capital provincial con acceso por Ruta Provincial Nº 306, esta villa ofrece diferentes atractivos para quienes decidan visitarla.

     

    En sus comienzos, estuvo localizada a orillas del Río Salí pero debido a una violenta crecida del mismo, fue trasladada a su actual emplazamiento en el año 1863.

     

    La villa fue sede del ramal C10 del ex ferrocarril estatal Belgrano que unía a las provincias de Tucumán y Santiago del Estero desde Pacará hasta Termas de Rio Hondo. Tras años de auge, el ferrocarril fue clausurado en la década de 1970 y la antigua estación paso a ser parte de viviendas familiares, hecho que aún permanece en vigencia.   

     

    Su plaza principal, San Martín, localiza los edificios más importantes del pueblo como la iglesia Catedral que data del año 1785, iniciada con adobe y techo de paja más un campanario que la acompañaba.

     

    Villa de Leales cuenta con dos fiestas patronales características; el 2 de Febrero en honor a Nuestra Señora de la Candelaria y el 16 de Agosto en honor a San Roque.

     

    Ingenio La Florida

     

    Actualmente, es el único ingenio en la provincia que recibe visitantes. Se encuentra ubicado en la localidad La Florida, en el departamento de Cruz Alta a aproximadamente 15 kilómetros de la capital provincial.

     

    Fue fundado en 1894 y significó un importante crecimiento para la zona ya que a partir de su creación, se originó el poblado que lo rodea. Los pueblos azucareros, solían constituirse alrededor de la fábrica, distinguiéndose sectores de trabajo, servicios comunitarios como hospitales o escuelas, viviendas de obreros, depósitos, entre otros. 

     

    Río Nío

     

    Hacia el noreste de la provincia, en el departamento de Burruyacú, se encuentra este maravilloso poblado al que se accede por Ruta Provincial Nº 305. A 60 kilómetros de la capital provincial, el visitante encontrará un ambiente de paz, armonía y hermosos paisajes.

     

    Aunque los servicios turísticos no se encuentren en su máximo desarrollo, quienes prefieran pasar días de campo rodeados de verde y aire puro, tendrán un lugar capaz de recibirlos para disfrutar de picnics, jornadas al aire libre y actividades junto al arroyo que atraviesa el pueblo en un magnifico contacto con la naturaleza. Además, el visitante encontrará algunas opciones de alojamiento como cabañas rurales o un camping comunal.

     

    Al igual que en otros puntos de la provincia, en el mes de febrero se celebra la Fiesta de la Pachamama a cargo de los habitantes del lugar.

     

    Río Nío ha sido sitio de carreras de running y mountain bike y significa un espléndido lugar para la práctica de este tipo de deportes.

     

    Un imperdible de la zona es “El Alto de Medina”, un mirador natural de 1500 metros de altura al que puede accederse en auto en aproximadamente 20 minutos. Desde allí se puede apreciar una hermosa vista a todo el valle.

     

    Villa Padre Monti

     

    Luego de recorrer aproximadamente 45 kilómetros desde San Miguel de Tucumán, el visitante se encontrará con esta maravillosa localidad en la cual abunda la naturaleza y se respira aire de tranquilidad. Debe su nombre al italiano Luis Monti, religioso fundador de la Congregación Hijos de la Inmaculada Concepción y se accede a ella por Ruta Provincial Nº 305.

     

    Un imperdible del lugar es la capilla perteneciente a dicha congregación, la cual ofrece misas solo pocas veces en el año. Es un lugar ideal para quienes deciden rezar o encontrarse un momento a solas. Al estar ubicada sobre una colina, es de singular belleza.

     

    Aunque el desarrollo turístico no se encuentra en un alto grado, cuenta con un camping comunal, dispensario, puesto policial y un sendero muy atractivo que desemboca en una serie de cascadas, ideales para los amantes de la aventura. Se recomienda realizar esta excursión acompañados de un guía local. 

     

    Burruyacú

     

    Ubicada en el departamento homónimo, esta localidad tucumana dista aproximadamente a 65 kilómetros de la capital provincial accediendo a ella por Ruta Provincial Nº 304.

     

    Este pueblo del noreste tucumano, se inició alrededor de 1873 tras un loteo en la zona. Años más tarde, ya contaba con una escuela, negocios comerciales, casas alrededor y una iglesia que, según libros de actas, ya se encontraban en el lugar desde de 1785.

     

    En la década de 1930 con la llegada del ferrocarril, notó un gran crecimiento al igual que otros poblados cercanos. A principios de la década de 1980, tras el cierre del mismo, las vías fueron levantadas y la antigua estación paso a formar parte de dependencias municipales.

     

    El primer Domingo de Octubre de cada año, se realiza la Fiesta Patronal en honor a Nuestra Señora del Rosario. La celebración consta de una  procesión, oraciones y para finalizar, la participación de artistas locales y nacionales. Tanto los habitantes de Burruyacú como los de zonas cercanas, son participes de esta maravillosa fiesta. 

     

    Potrero de las Tablas

     

    Al igual que otros rincones de la provincia, Potrero de las Tablas representa un sitio de gran belleza natural en donde sus habitantes se dedican principalmente a actividades de agricultura y ganadería.

     

    Se encuentra a aproximadamente 52 kilómetros de la capital provincial y se accede desde allí, por Ruta Provincial Nº 301 hasta la localidad de Lules para luego continuar en dirección oeste por Ruta Provincial Nº 341, 28 kilómetros más. Otro acceso al lugar, es por Ruta Provincial Nº 340 que conecta esta zona con El Siambón y Raco, dos villas veraniegas del circuito de Yungas.

     

    La flora y fauna representan la naturaleza típica de la selva tucumano-boliviana en la cual los ambientes húmedos son los que predominan. Por la zona se encuentran cuatro cursos de agua (ríos De Las Tablas, San Javier, Lules y arroyo Membrillo) por lo que algunas veces el acceso se torna muy dificultoso.

     

    Potrero de las Tablas cuenta con una escuela, un CAPS y una pequeña iglesia. Ha sido sitio de carreras de enduro además de significar un sitio ideal para la práctica de deportes o actividades de aventura.

     

    Río Gastona

     

    El río Gastona se encuentra ubicado en el sur de la provincia siendo el segundo más caudaloso de la misma. Recibe como afluentes a varios cursos de agua del oeste tucumano que nacen en las Sierras del Aconquija. Desemboca en el sector este de la provincia como un importante afluente del río Salí.

     

    Para los amantes de la pesca, Gastona significa una opción ideal. Quienes decidan  practicar esta actividad podrán obtener ejemplares tradicionales de la zona como dorado, bagre y sábalo. 

     

    Río Vipos

     

    El río Vipos se encuentra en el departamento tucumano de Trancas, ubicado al norte de la provincia. Nace en la zona oeste de Tucumán, en las cumbres Calchaquíes y desemboca como afluente del río Salí. En su trayecto, es cruzado por la Ruta Nacional Nº 9 que conecta Tucumán con las provincias de Salta y Jujuy.

     

    La Bolsa

     

    La Bolsa es un sitio arqueológico situado entre las villas turísticas de Tafí del Valle y Amaicha del Valle sobre Ruta Provincial Nº 307 Kilómetro 73.  

     

    Consiste en 170 hectáreas en donde se pueden apreciar restos de la cultura Tafí, la primera sociedad agrícola que vivió en los valles Calchaquíes desde el año 300 a.C. hasta el 800 d.C. aproximadamente.

     

    Según diversos estudios realizados para su correcta interpretación, las viviendas consistían en recintos circulares ubicados a partir de un patio central bajo el cual existían cámaras para enterrar a los difuntos. A medida que las familias se agrandaban, se construían más recintos alrededor. Algunos otros elementos hallados fueron menhires, piedras boleadoras, puntas de flechas y piezas utilizadas para triturar y conservar alimentos.

     

    La cultura Tafí se dedicó principalmente a la agricultura así como también a la cría de animales de corral. 

     

    Valle de la Ciénaga

     

    El valle de la Ciénaga se encuentra dentro del departamento de Tafí del Valle.

     

    Este paraje de montaña invita a la práctica de trekking en un marco de belleza natural, prados verdes, cielo completamente despejado y una armonía que dista considerablemente de los ruidos de la urbanización. En el valle se encuentra una pequeña escuela de montaña a la que asisten niños de la zona. También, es posible encontrar vestigios de las culturas originarias que habitaban el área.  

     

    La caminata, de entre 4 y 6 horas, puede iniciarse en la localidad de Tafí del Valle siempre acompañados por un guía local para evitar posibles inconvenientes.

     

    Desde La Ciénaga, se puede continuar camino hacia Anfama y más adelante hacia la  villa turística El Siambón, en el departamento de Tafí Viejo.

     

    Chasquivil – San José de Chasquivil

     

    Tal como nos tienen acostumbrados los cerros tucumanos, no dejan de sorprendernos con sus maravillosos paisajes. Aunque estos poblados no se encuentren dentro de ningún  recorrido turístico, se ubican en las estribaciones de las cumbres calchaquíes en el  departamento de Tafí viejo.

     

    Ambos constituyen pequeños caseríos de montaña, en donde los habitantes se dedican principalmente a la agricultura y ganadería. Cuentan con una pequeña escuela cada uno y además, en San José de Chasquivil, existe una posada para los viajeros amantes de la montaña.

     

    Los poblados son de acceso dificultoso por lo que sólo se llega a pie o a caballo. Tienen una altura aproximada de 1800 metros sobre el nivel del mar y significan una opción ideal para los amantes de la aventura. Muchos utilizan estos caminos para unir las villas veraniegas de Tafí del Valle (Valles Calchaquíes) con El Siambón o Raco (Yungas). El trekking debe realizarse siempre acompañados por guías locales para evitar posibles inconvenientes.