Plaza Independencia




Ubicada entre las calles 25 de Mayo, San Martín, Laprida y 24 de Septiembre, es el principal paseo público, el corazón de la ciudad. Esta plaza exhibe valiosos ejemplares típicos de la vegetación tucumana: lapachos, laureles, tarcos, ibirá pita y una doble fila de naranjos que la rodean.


La plaza fue construida durante el período colonial para albergar los edificios de gobierno y la Catedral pero con el tiempo creció y se convirtió en un recorrido obligado, un centro concurrido, rodeado de bares ymuseos que hasta la actualidad conservan su fisonomía. También diferentes edificios con una amplia variedad de estilos arquitectónicos que dan una singular característica a la misma.


Su sello distintivo es la estatua de la Libertad que se eleva en el centro, obra de la  escultora tucumana Lola Mora, que la realizó por pedido del entonces presidente Julio Argentino Roca. Fue colocada allí para el centenario de la Independencia nacional e inspirada  en el modelo escultórico de Victoria de Samotracia, un cuerpo de mujer cubierto por ropaje que vuela al viento y rompe las cadenas como símbolo de libertad.


Se conserva además una  fuente del siglo XIX.