Capacitación Turística: “todo el tiempo se puede mejorar lo que uno brinda”

El Departamento de Capacitación del Ente Tucumán Turismo brinda un nutrido calendario de cursos y programas de formación para niños y adultos en el fortalecimiento de la excelencia turística. ¿El objetivo? Que la calidad influya positivamente en la experiencia del turista.

imagen

En el proceso de fortalecimiento de los servicios turísticos y prestaciones brindadas a nuestros turistas, el Departamento de Capacitación del organismo estatal cumple un rol esencial. 


A cargo de Ana Laura Vasquez y con un equipo conformado por Florencia Chávez, Mauricio Lestard, Carla Sija y Augusto Gómez, el área realiza acciones de concientización, capacitación y formación en Turismo al sector público y al privado, tanto para niños en edad escolar como para adultos emprendedores del sector.


Formar desde la niñez
“Por un lado, contamos con el área de “Sensibilización y Concientización Turística” en el que se incluye el programa “La Escuela y el Turismo”, que tiene por objetivo la concientización turística a niños de 4to grado de escuelas y colegios de toda la provincia”, explica Vásquez. A través de esta formación se busca “concientizar a la sociedad desde el nivel básico de educación y que los niños aprendan qué es el Turismo y cuáles son sus beneficios”, destaca la responsable del área.


Las jornadas son clases de 45 minutos en la que los niños aprenden los principales conceptos mediante juegos y recreaciones. “Les contamos sobre los principales atractivos de Tucumán, les hablamos de cada circuito e incluso resaltamos la importancia del Turismo y del cuidado del medio ambiente”, describe Carla Sija, quien participa en estas capacitaciones. 


Sija rescata que, al trabajar en escuelas del interior e incluso de Alta Montaña, existen ocasiones en las que la clase se trasforma en el único medio para que los niños conozcan y aprendan de su propia provincia. “Durante la charla jugamos a hacer un viaje imaginario y les mostramos imágenes de todos los lugares, contándoles un poco de la historia de cada uno”, agrega con un dejo de nostalgia.


Cada niño y docente se queda con una cartilla de actividades que luego puede ser utilizada en clases complementarias. “Buscamos que haya una continuidad en la charla, que no termine en la jornada misma y que, en las clases de ciencias sociales, naturales y tecnología, puedan realizar tareas en base a lo que aprendieron”, comenta la jefa del equipo, Vásquez.


“Los niños tienen una continuidad en lo que aprenden y está comprobado que hacen una réplica increíble con sus familias, contándoles todo lo que aprenden en la clase”, dice y añade que, en lo que va del año, ya capacitaron alrededor de mil niños de diferentes escuelas y colegios.


Una experiencia enriquecedora 
Nora del Valle Rivadeneira, directora de la Escuela Nº 252 “Manuel Arroyo y Pinedo”, explica que estas capacitaciones se brindan en su institución hace cinco años. Rescata que es una experiencia excelente y enriquecedora. “Trasladar todo lo que hace a Tucumán a las aulas es un orgullo para nosotros”. 


“La higiene fue un tema muy transversal a toda la clase porque recalcaron qué es el turismo, cómo mantener una buena imagen de la provincia y cómo recibir a la gente que viene a visitarnos de afuera”, detalla y agrega que la temática fue usada para la feria de ciencias de la escuela. “Fue lo más acertado que podría haber hecho el Ente de Turismo por las escuelas”.

 

Los niños salen contentos de la clase con todos los nuevos aprendizajes y la escuela siempre está a la espera del llamado para una nueva capacitación.


Brindar un valor agregado a la tarea diaria 

Vásquez prosigue con la segunda área que compone al Departamento. “Focalizamos en la “Formación y Capacitación” que se refleja en el fortalecimiento al sector turístico en el caso de hoteles, restaurantes y guías de turismo. Con ellas apuntamos al personal que ya está en ejercicio del servicio turístico brindando un valor agregado a su tarea diaria”. Aquí, cada miembro del personal recibe una capacitación específica en su quehacer. “Entendemos que cada uno tiene sus necesidades y los formamos en cada uno de sus rubros”, argumenta.


El proceso de aprendizaje para alcanzar la excelencia
El tercer y último tramo de este Departamento está basado en la “Calidad Turística”. Tucumán está adherido al Sistema Argentino de Calidad Turística de la Nación, que está comprendido por diversos programas que van desde algunos iniciales hasta otros de mayores exigencias. Sobre la oferta disponible, la funcionaria señala que “existen variados como Gestión de Municipios, de Mejora de la Calidad de emprendimientos artesanales y de Accesibilidad. Este último se encuentra orientado a lograr atravesar las barreras sociales, comunicativas y edilicias dentro de los servicios turísticos para que aquellas personas que tengan algún tipo de discapacidad transitoria o permanente, encuentren una prestación mucho más `amigable` y un recurso humano más preparado para recibirlos”.


Mauricio Lestard, quien está a cargo de los programas de Calidad Turística, explica que estos son “procesos de mejora continua y que el concepto de Calidad Turística es que todo el tiempo se puede ser un poco mejor en lo que uno brinda. En pocas palabras, buscamos que el lugar turístico consiga una calidad de excelencia y que esto influya positivamente en la experiencia del visitante”, apunta.


Mauricio describe que los programas tienen duraciones diversas que se extienden entre cuatro a ocho meses. “Dividimos el proceso en cinco etapas. La primera es de sensibilización en la que se presenta el programa al grupo de emprendedores; luego se realizan tres etapas de implementación en base a cursos y asistencias técnicas individuales en la que se trabaja a la par del prestador, y finalmente se lleva a cabo una de evaluación para certificar y distinguir a las empresas que hayan puesto en práctica lo aprendido de la mejor manera”.


Las prácticas que se enseñan a los prestadores llevan el nombre de Directrices. “Se trata de recomendaciones que los emprendedores deben bajar a la realidad dependiendo su caso particular. Nuestra tarea es acompañarlos en todo el proceso brindándoles capacitaciones, talleres y asesoramiento para alcanzar la distinción en Calidad Turística, que es el objetivo que buscamos entre todos”, agrega Lestard y comenta que, hasta el momento, más de 70 empresas y emprendimientos de la provincia ya fueron distinguidos. 


Si bien hay algunos emprendedores que se entusiasman más que otros con estos programas, siempre terminan sumándose todos. “Nos toca trabajar tanto con empresarios que viven en la ciudad como con emprendedores de una comunidad originaria, por lo que el proceso es muy cambiante dependiendo del caso”, expresa.

 
Tradición y vino
La Bodega Comunitaria Los Amaicha es un caso paradigmático de implementación de los programas a un emprendimiento, en este caso, único en América Latina y tercero en el mundo.

 

“Fue toda una experiencia trabajar con la comunidad originaria de Amaicha. Esta bodega en particular tiene un concepto único: es comunitaria y alrededor de 40 familias viven a partir de ella”, explica Mauricio y agrega: “Todos en la comunidad tienen una participación específica en el proceso de elaboración del vino que se mezcla con la cultura y las tradiciones originarias de este pueblo. Cuando llegan a la bodega, los turistas realmente logran conectarse con las raíces de la cultura indígena”. Cabe destacar que este emprendimiento se encuentra en la etapa final del programa: “De obtener el sello de Calidad Turística en base a estándares internacionales, sería un verdadero orgullo para todos”, finaliza.

 

Datos

Fecha de Creación
19-04-2017 20:19:23
Fecha de Modificación
11-07-2017 01:02:57
Categoría
Articulos_prensa
Contacto
Ente Tucumán Turismo
PRENSA
Coordenadas
-26.8311066,-65.2045544