Las medidas ya adoptadas por el Gobierno Nacional para aliviar al turismo

A raíz del aislamiento social obligatorio decretado en marzo, en los meses siguientes desde Casa Rosada se pusieron a disposición una serie de medidas que buscan contener y aliviar a las empresas del sector ante el inédito parate de la actividad.

imagen
El crecimiento que el turismo argentino venía experimentando en los últimos años se topó en 2020 con una situación imprevista: la pandemia de coronavirus, que obligó a las autoridades nacionales a decretar el aislamiento social preventivo y obligatorio, instando a la población a permanecer en sus viviendas, y poniendo un freno al sector productivo.

Sin embargo, al poco tiempo del inicio de la cuarentena, el Gobierno comenzó a instrumentar medidas para aliviar el impacto económico en la sociedad, y las empresas del rubro turístico se beneficiaron con una serie de herramientas que buscan garantizar su subsistencia y propiciar su recuperación en el futuro inmediato. 

Estas políticas vienen a complementar las dispuestas en el territorio tucumano, por articulación del Ente Tucumán Turismo con los distintos actores del sector, y que se pueden encontrar detalladas y desarrolladas haciendo click acá 

A nivel nacional, en tanto, se destaca en primer lugar el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) destinado a los empleados formales del sector privado, monotributistas y autónomos, quienes recibirán asistencia económica hasta diciembre 2020. Contempla el pago por parte del Estado Nacional de parte de su salario, mientras que en el segundo caso se convierte en garante de créditos a tasa cero que podrán abonarse en 12 cuotas fijas sin interés y un período de gracia de seis meses. La ampliación del programa, a partir del 24 de julio, incorpora créditos a tasas de 0, 7,5 y 15% según la facturación de las empresas, mientras el Estado continuará abonando los sueldos del sector privado.

Por otra parte, el Programa de Recuperación Productiva (REPRO), impulsada a través del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, brinda una suma fija mensual remunerativa de hasta un monto equivalente a un salario mínimo, vital y móvil a los trabajadores, actualizada a la fecha de otorgamiento, por un plazo de 12 meses, destinado a completar el sueldo de su categoría laboral.



Un beneficio más directo y específico de los dispuestos desde Casa Rosada es el Fondo de Auxilio para Prestadores Turísticos (APTur) creado por la resolución 262/2020,que otorga un aporte no reembolsable de $40.000 en un pago a prestadores de actividades turísticas complementarias como guías, pequeñas excursiones e instructores, entre otros.

En sintonía con lo anterior, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación desarrolló el reglamento operativo del “Programa de Desarrollo de Corredores Turísticos”, con el fin de atender las consecuencias del impacto de la pandemia en el sector turístico. A partir de este programa, se creó el Fondo de Auxilio y Capacitación Turística (FACT) que redireccionará recursos que garanticen el mantenimiento del conjunto de prestadores.

La cartera turística nacional anunció además el programa “50 destinos”, a través del cual
cada una de las provincias argentinas recibirá un aporte de entre 50 y 60 millones de pesos para obras turísticas, con el objetivo de ayudar a diversificar la oferta, potenciar productos existentes, proponer circuitos integradores que promuevan los desplazamientos entre destinos cercanos, y promover la generación de actividades turísticas complementarias.

El día 30 de junio, el gobernador Juan Manzur firmó el convenio junto al ministro Matías Lammens, incluyendo a Tucumán en la iniciativa. Puede encontrarse más información al respecto haciendo click acá.

A las medidas arriba mencionadas se pueden incorporar otras políticas implementadas por la gestión de Alberto Fernández, destinadas al sector productivo en general, que repercuten de manera positiva en el turismo en particular. En este sentido, el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación dispuso la postergación o reducción de hasta un 95% del pago de contribuciones patronales de las micro, pequeñas y medianas empresas, mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 332 del 1° de abril de 2020.

Sumado a lo antes mencionado, el Gobierno Nacional congeló temporalmente los alquileres, dispuso la suspensión de los desalojos y prorrogó los vencimientos de los contratos vigentes hasta el 30 de septiembre, mediante la aplicación de los DNU 319 y 320.

La AFIP, en tanto, prorrogó los pagos y amplió la moratoria de obligaciones tributarias, multas, intereses a las MIPyMES (Resolución General N° 4784/2020). El organismo, además, suspendió las ejecuciones fiscales, aplazó el pago por vía judicial de Ganancias, Bienes Personales y Cedulares y suspendió y procedió a reintegrar el impuesto PAIS (Resoluciones 4730; 4731 y 4771). En cuanto a los impuestos a los débitos y créditos bancarios, dispuso su eliminación en el sector de las agencias de viajes.