Tucumán recuperó reservas forestales usurpadas en San Javier

Por orden del gobierno provincial, se llevó a cabo un operativo en terrenos destinados a la preservación de la flora y la fauna que estaban siendo ocupados ilegalmente. Con imágenes satelitales se advirtió la presencia de nuevas construcciones y la ampliación de algunas ya existentes.

imagen
Postes, alambres y hasta una calle construida ilegalmente fueron retiradas y clausuradas el pasado miércoles en un operativo ordenado por el Superior Gobierno de la provincia en la localidad de San Javier, con el objetivo de recuperar terrenos fiscales que estaban siendo ocupados por vecinos de la zona.



Hasta allí llegaron representantes de la Fiscalía de Estado, la Policía de Tucumán, el Ente Tucumán Turismo, la dirección general de Catastro, la dirección de Flora y Fauna y personal de Vialidad de la provincia, quienes coordinaron acciones para detener el avance de la ocupación y señalizaron la zona con cartelería para evitar nuevos inconvenientes.

“Son terrenos ficales y de dominio público, pero fundamentalmente son reservas forestales que tienen la finalidad de mantener la humedad en los bosques nativos y están siendo ocupadas para beneficio personal”, explicó Santiago Xamena, el representante de la Dirección Judicial de la Fiscalía de Estado.


A lo largo de más de 4 horas de trabajo, con máquinas operadas por la Dirección Provincial de Vialidad, se retiró el cercado y se cerró el paso de un camino que se había construido sin autorización.

El presidente del Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT), Sebastián Giobellina, informó que “este operativo forma parte de un plan de acciones que comenzó Fiscalía de Estado por orden del gobernador Juan Manzur”, y añadió que “en una primera etapa, se prevé recuperar terrenos en zonas turísticas”.



El monitoreo con imágenes aéreas realizado por Catastro en meses anteriores evidenció el crecimiento de las construcciones y motivó el operativo, razón por la cual se advirtió a los ocupantes que en una siguiente instancia se procederá al desalojo.
 
Javier Tirone, jefe del departamento de inmuebles turísticos del EATT, explicó que “la conservación de la originalidad de la villa es la razón por la que el Ente cuida de estos inmuebles”. En este mismo sentido, destacó que “son espacios que se usan para resguardar la flora y la fauna autóctona, y mantener la belleza de la villa. Este lugar es para el disfrute de todos los habitantes de la provincia y no para el particular de un privado”.



Participaron del operativo además el comisario inspector Marcos Goane, de la Policía, el doctor Ariel Llabra, asesor Letrado de inmueble fiscal de Catastro, el ingeniero Álvaro Chico Costas, encargado Bosques Nativos de la Dirección de Flora y Fauna, y César Costas, encargado de Área Protegida de Flora y Fauna.