San Javier

San Javier
Desde las sierras de San Javier se puede tener una vista panorámica de toda la ciudad de San Miguel de Tucumán, a tan sólo 25 kilómetros de distancia. Esta pequeña campiña serrana de ondulantes lomadas cubiertas de un verde tapiz, cuenta con numerosas residencias de veraneo y encierra uno de los paisajes más característicos de la provincia.



Un imperdible es la monumental estatua del Cristo Bendicente, obra de Juan Carlos Iramain, que con sus 28 metros de altura, se eleva entre los cerros y constituye un sello distintivo de los tucumanos. 
La nueva obra en torno al Cristo Bendicente despliega una serie de nuevas oportunidades de aprovechar los atractivos del lugar. Nuevos miradores, merenderos, locales comerciales, estacionamiento,  un anfiteatro natural, el nuevo espectáculo de mapping “Imagen, luz y sonido” y la pronta inauguración de un restaurante, son algunas de las renovadas propuestas que San Javier tiene para el turista. 



Cascada Río Noque
Paseo obligado entre los atractivos del Parque Sierra San Javier, la Cascada Río Noque dibuja una de las mejores imágenes del circuito de las yungas del Norte Argentino.
Una senda en bajada permite sumergirse en la atmósfera sombría y refrescante que sugiere este accidente del cerro. Allí, en las alturas, la desbordante y diversa naturaleza garantiza la calidad de un ambiente únicamente proporcionado por la combinación de las yungas y el encanto de un chorro de agua, cuyo manantial se cuela por la fractura del cerro para soltar su torrente por las resbaladizas rocas y descender majestuosamente a la pileta cristalina.



Senderismo en Las Yungas
El senderismo es una de las actividades más populares al momento de conectar con los verdes intensos que ofrece la provincia. Las opciones son numerosas y aptas para recorridos familiares y de entusiastas de la actividad. Entre los más populares se encuentran:

Sendero Puerta del Cielo: en 1 hora y media te podés encontrar con los paisajes de cerro San Javier desde donde vas a poder apreciar panorámicas de la ciudad en medio de verdes coronados por la presencia de la escultura gigante del Cristo Bendicente. 

Sendero El Funicular: en dos horas y media se puede conocer otro de los secretos de las Yungas. Se trata de un sendero de baja dificultad que se encuentra en el Parque Sierras de San Javier. Se puede recorrer en familia para disfrutar del pedemonte de la selva de las Yungas y transitar por los puentes de las vías ferroviarias del ex proyecto del funicular nacido en 1948 destinado a conectar dos centros universitarios.