Trancas

A tan solo 73 kilómetros al Norte de San Miguel de Tucumán, con acceso por Ruta Nacional Nº 9, Trancas es una ciudad con un enorme peso histórico. El turista conocerá un pueblo que fue centro estratégico para la defensa de todo el norte en la época de la Independencia.


En un principio, la población se instaló en lo que hoy se conoce como “Villa Vieja de Trancas” pero en 1900, con la llegada del ferrocarril, debieron moverse a su actual emplazamiento donde se establecieron definitivamente.


Los atractivos tienen un valor incalculable para el visitante. De la Villa Vieja quedó como testimonio el templo del Sagrado Corazón, cuyos muros fueron testigos del fusilamiento de Bernabé Aráoz, primer Gobernador de Tucumán y del Bautismo de la célebre escultora tucumana Lola Mora. Al norte de Trancas, a solo 6 kilómetros, está el “Pozo del Pescado”, fuente milagrosa que recuerda el paso de San Francisco Solano por ese lugar.

 

 



En la actual ciudad, pueden encontrarse opciones de alojamiento y gastronomía.


Un imperdible de la ciudad, es la Fiesta Provincial del Caballo, realizada cada año en el mes de octubre. El visitante podrá ver desfiles de tropillas, doma, elección del mejor gaucho y la mejor donosa, juegos de riendas, entre otros. Además, presenciar espectáculos de artistas folklóricos provinciales y nacionales.