Reserva Natural Santa Ana

Ubicada en el departamento de Río Chico, la reserva Santa Ana fue creada en 1972 para proteger los ambientes naturales del Aconquija. Es una de las reservas más grandes de Tucumán, tiene entre 18.000 y 20.000 hectáreas y es la zona protegida yungueña más austral del país. Sin embargo, es una de las menos conocidas debido a su difícil acceso.


Ocupa una importante superficie de selvas, bosques y pastizales, que se conserva inalterada junto a más de 30 especies de mamíferos y similar cantidad de aves. Es administrada por la "Dirección de Recursos Naturales y Riego de la Provincia".


Las actuales tierras de la reserva pertenecieron en un comienzo, al ingenio Santa Ana, el complejo agroindustrial más importante del país hacia fines de 1800. Fueron años de prosperidad para los habitantes de la zona hasta la década de 1930 en donde comenzó el declive. Tras un largo periodo de pruebas en manos de diferentes propietarios, el ingenio fue cerrado en 1979 y sus tres chimeneas dinamitadas.


Desde San Miguel de Tucumán se accede a ella por la Ruta Nacional Nº 38 hasta la localidad de Río Chico y luego por la Ruta Provincial Nº 332 en dirección oeste aproximadamente 15 kilómetros.


Actualmente, la reserva cuenta con un grado de preservación estricta por lo que no admite visitantes. 


Ubicación: